Una lectura llena de detalles de lo cotidiano relatados con una delicadeza tal que los hacen extraordinarios. La autora, Kim Thúy, antigua refugiada vietnamita, hoy ciudadana canadiense, desgrana sus recuerdos de una niñez asiática repleta de sensualidad en los vestidos de mil botones que llevaban las mujeres viudas, de historias…

--

--